Logo

Humedal Rocuant-Andalién-Vasco Da Gama-Paicaví-Tucapel Bajo

Región del Biobío

Biodiversidad Humedal Rocuant-Andalién-Vasco Da Gama-Paicaví-Tucapel Bajo

El humedal Rocuant-Andalién destaca por su alto valor ecológico, ofreciendo refugio y alimentación para un centenar de aves, tanto migratorias como residentes, siendo considerado una de las 176 Áreas de Chile importantes para la conservación de las Aves (Sitio IBA, por sus siglas en inglés).

Gaviotín elegante. Autor: Marta Hernández.

Entre las especies migratorias se pueden encontrar el gaviotín elegante (Thalasseus elegans), Gaviota de Franklin (Larus pipixcan), Pitotoy Chico (Tringa flavipes), Zarapito de Pico Recto (Limosa haemastica). Dentro de las especies residentes, habitan el Pilpilén (Haematopus palliatus), el Cisne de cuello negro (Cygnus melancorhyphus), el Cisne coscoroba (Coscoroba coscoroba), y el Cuervo de pantano (Plegadis chihi). Destaca también la presencia de aves especialistas de hábitat como el Trabajador (Phleocryptes melanops) y predadores como el Halcón perdiguero (Falco femoralis), Halcón peregrino (Falco peregrinus) y Cernícalo (Falco sparverius).

En el área del humedal se han registrado 4 especies de reptiles, las cuales se encuentran en categoría de conservación en Preocupación Menor. Sin embargo, destacan las especies endémicas de culebras, de cola larga y corta. También se ha registrado la presencia de algunas especies de anfibios, tales como Ranita de antifaz (Batrachyla taeniata), Sapo de rulo (Rhinella arunco), Sapito de cuatro ojos (Pleurodema thaul) y la Rana chilena (Calyptocephalella gayi), especies que se encuentran amenazadas, debido principalmente a la progresiva fragmentación de su hábitat, por acciones de relleno de áreas húmedas para proyectos inmobiliarios.

Huairavo. Autor: Marta Hernández.

Dentro de la fauna íctica potencial en el humedal Rocuant-Andalién, se pueden indicar las siguientes especies endémicas: Pejerrey chileno (Basilichthys australisn), Cauque (Odonteshes maileanum), Pocha de los lagos (Cheirodon galusdae), Pocha (Cheirodon pisciculus), y Carmelita de Concepción (Percilia irwini).

La vegetación del humedal incluye varias especies halófilas, entre las que se encuentran la Sosa alacranera (Sarcocornia fructicosa) y Espartillo (Spartina densiflora), que tiene especial relevancia en el ciclo alimenticio y en el hábitat de vertebrados, como aves, mamíferos (ganado bovino) y también invertebrados. En vegetación dunaria destacan Acacia caven y Margiricarpus pinnatus, también está Ambrosia chamissonis y Nolana paradoxa, sujetas a fuertes vientos, falta de oxígeno y escasa acumulación de materia orgánica, lo cual dificulta el desarrollo de otras especies y condicionan el crecimiento de la vegetación.

La vegetación de marisma se caracteriza por pastizales inundables de sectores salobres y pantanosos, además de franjas de gramíneas, juncáceas y ciperáceas; y la vegetación dulceacuícola de esta zona, concentra pastizales inundados por aguas dulces ceráceas y juncáceas, y en sus zonas menos húmedas, gramíneas y malezas.

Sin embargo, el mayor número de especies vegetales encontradas en el humedal Rocuant-Andalién corresponde a aquellas especies invasoras foráneas. El motivo principal es que esta zona ha sido objeto de una fuerte presión de pastoreo por ovinos y bovinos sumado a la presencia de fauna doméstica y actividades de carácter industrial.