Logo

Humedales Costeros

Los humedales

Los humedales son ecosistemas acuáticos que sostienen una rica biodiversidad y proveen importantes elementos para la vida. Las características geográficas y el comportamiento climático de nuestro país, ofrecen un escenario propicio para la existencia de diferentes tipos de humedales que podemos encontrar a lo largo de la costa, en estuarios, lagunas costeras o marismas, como también en la Cordillera de Los Andes, como salares, lagunas salobres, ríos, lagos y lagunas.Todos estos ambientes son el hábitat de peces, crustáceos, anfibios, reptiles, aves migratorias, y muchas otras especies, por lo que la biodiversidad de los humedales tiene un gran valor ambiental y social. Pese a ello, son ecosistemas altamente vulnerables, en particular frente a amenazas como las prácticas no sustentables y el cambio climático.

Servicios ecosistémicos:

Los humedales, como ecosistemas sistémicos, entregan beneficios y servicios fundamentales para toda la vida sobre la Tierra.

Humedales en Chile

En nuestro país, existen más de 20 tipos de humedales. De acuerdo a estimaciones del Ministerio del Medio Ambiente, se han catastrado que los humedales en Chile comprenden una superficie aproximada de 4,5 millones de hectáreas, lo que representa cerca del 5,9% del territorio nacional. Sin embargo, a la fecha no hay consenso sobre el número y la superficie total que engloba este tipo de ecosistemas en el país, a lo que se agrega que todavía persisten vacíos de información
para algunos tipos de humedales, por ejemplo, turberas de la Región de Los Lagos y distintas metodologías al momento de definir los límites de los humedales.

En Chile, el Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022 es una iniciativa del Gobierno de Chile que busca contribuir a detener el deterioro de los humedales y preservar su rica biodiversidad. Paralelamente, el país ha suscrito diferentes compromisos internacionales para protegerlos, uno de ellos es la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR), un tratado intergubernamental ratificado y aprobado por Chile en 1981. Esto implica que, junto con designar e incluir humedales en la Lista de Humedales de Importancia Internacional, el país se compromete a su conservación y uso racional.

Las naciones que la ratifican (o Partes Contratantes) se hacen responsables de generar políticas públicas para detener e invertir la pérdida y degradación de los humedales y de los servicios que estos prestan a las personas.Según información de la Convención RAMSAR, a escala mundial, los humedales siguen disminuyendo, tanto en extensión como en calidad. Se calcula que la extensión mundial de los humedales disminuyó entre un 64% y un 71 % en el siglo XX y que la pérdida y degradación de estos ecosistemas continúa en todo el mundo.

A nivel global, se registra que la pérdida de los humedales continentales naturales ha sido sistemáticamente mayor y ha ocurrido a un ritmo más acelerado que la de los humedales costeros naturales. Los humedales continentales disminuyeron entre un 69% y un 75 %, mientras que la extensión de los humedales costeros se redujo en torno a un 62%.

Las estimaciones científicas muestran que desde el año 1900 ha desaparecido el 64% de los humedales del planeta. La pérdida es aún mayor en algunas regiones, sobre todo en Asia.

Aunque siguen existiendo vacíos de información y cada uno de los estudios analizados contiene advertencias sobre su metodología, la tendencia es innegable: la pérdida y degradación de los humedales continúa, por lo que iniciativas como el Proyecto GEF Humedales Costeros vienen a colaborar con la meta país de protección y conservación de humedales.

 

Ley de Humedales Urbanos

La Ley 21.202, es el último avance en términos legislativos, respecto a la protección de los humedales de nuestro territorio. Esta ley modifica diversos cuerpos legales con el objetivo de proteger los humedales urbanos, y tiene por objeto regular de manera específica los ecosistemas de humedales dentro de áreas urbanas (humedales total o parcialmente dentro del límite urbano) e introducir en la legislación nacional el concepto de humedales urbanos, en virtud de la gran relevancia que estos ecosistemas tienen para las ciudades, como áreas verdes, espacios para la recreación, control de inundaciones, mitigación al cambio climático, entre otros. Además de dar cuenta de las fuertes amenazas bajo las cuales se encuentran.  

De acuerdo al “Inventario de humedales urbanos y actualización del Catastro Nacional de Humedales”, encargado por el Ministerio del Medio Ambiente, nuestro país cuenta 1.473 humedales emplazados en áreas urbanas, cuya superficie total alcanza 732.791 hectáreas.

Esta nueva normativa busca asegurar la protección de los humedales que se encuentren total o parcialmente dentro del radio urbano, declarados por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) bajo la figura de “humedal urbano”, de oficio o a petición de los Municipios.  De tal forma, la Ley entrega a los municipios herramientas concretas que permitirá proteger los humedales urbanos, a través de la elaboración de Ordenanzas Generales para la protección de humedales urbanos y la postergación de permisos de subdivisión predial, loteo, urbanización y de construcciones.

Además, esta ley establece que los humedales urbanos declarados por el Ministerio del Medio Ambiente deben ser incluidos en los Instrumentos de Planificación Territorial a toda escala como “área de protección de valor natural”. 

Para conocer más sobre esta Ley de humedales urbanos, visita la página del Ministerio de Medio Ambiente.

Si quieres acceder a la ley completa, picha aquí.