Logo

Humedal Laguna de Cáhuil

Región del Libertador General Bernardo O’higgins

Características

El humedal Laguna de Cáhuil se ubica en la comuna de Pichilemu, a unos 15 kilómetros al sur del centro de la ciudad, emplazado en la localidad de Cáhuil, un poblado rural donde destaca la actividad ancestral de extracción de sal de mar, así como la producción de ostras y choro zapatos. Es un humedal es de aguas mixtas, ya que nace en la desembocadura del estero Nilahue y por el oeste se mezcla con el mar por la apertura de la boca hacia el océano pacífico.

La comuna de Pichilemu se constituye como el principal balneario de la Región de O’Higgins, siendo definida como una comuna predominantemente turística. El patrimonio histórico y cultural se encuentra arraigado en los pueblos típicos como Cáhuil, Ciruelos, El Copao y Pañul. En el Humedal Laguna Cáhuil se practica canotaje, windsurf, natación y pesca deportiva, y hacia su interior, sus riberas conforman pequeños balnearios de aguas tranquilas, lo que se suma al atractivo paisajístico y de consumo que se genera a partir de las salinas.

Cáhuil es conocido a nivel nacional por su sal. Esta actividad se viene realizando en la zona desde tiempos de la colonia y genera una fuerte identidad local. Prueba de ello es que el año 2014 se le otorgó, a la sal de Cáhuil y Boyeruca, el único sello de Denominación de Origen que ha entregado Chile a una sal. A su vez, el año 2011 el Consejo Nacional de Cultura y Arte le otorgó la denominación de “Tesoros humanos vivos de Chile” a los productores de sal de Cáhuil.

Por otra parte, desde el punto de vista económico, los datos indican que la extracción de sal es una industria pequeña, produciendo entre 2.000 y 6.000 ton/año.
Otra actividad importante para el turismo propio del sector son las cerámicas de Pañul. Éstas son artículos de alfarería con muy buena aceptación comercial, producidas por alfareros de la localidad de Pañul en base a tres tipos de arcillas o “tierras” de la zona.

La Laguna Cáhuil tiene una longitud aproximada de 9 km, y una marcada dinámica de apertura y cierre de la barrera en función del gasto del estero Nilahue, que es mayor en los meses de invierno debido a las precipitaciones, lo cual permite la existencia de una biodiversidad característica asociada a este tipo de ecosistemas costeros.

Flora y vegetación

Sarcocornia.

En cuanto a la flora y vegetación del humedal, se observan 88 diferentes tipos de especies entre árboles, arbustos y hierbas, de las cuales 48 corresponden a especies nativas y 40 introducidas. Sobre el estado de conservación no se registran especies con problemas. Sin embargo, el espino (Acacia caven), el Boldo (Peumus boldus) y el Peumo (Cryptocarya alba) están protegidos estacionalmente por el DS 366, del Ministerio de Agricultura.

Las formaciones vegetacionales descritas para el humedal Cáhuil corresponden a vegetacional de Praderas (Galega officinalis, Salcocornia fructicosa), ripariana (Juncus sp., Scirpus californica, Cyperus egagrostis, Typha angustifolia) y vegetal esclerófila, conformada principalmente por boldo (Peumus boldus), maitén (Maytenus boaria), litre (Lithrea caustica), espino (Acacia caven), molle (Schinus latifolius), entre otros. Incluso en algunos sectores es posible encontrar especies como el Arrayán (Luma chequen).

Fauna silvestre

Cisne de cuello negro. Autor: Marta Hernández.

El humedal de Cáhuil es de gran importancia para la biodiversidad, especialmente para las aves acuáticas de la región. En éste se tiene registro de 61 especies nativas en distintos estados de conservación, ocurriendo nidificación de cisnes (Cygnus melanocoryphus y Coscoroba coscoroba), los cuales se encuentran amenazados (Vulnerable y En peligro, respectivamente). Por otra parte, se encuentra el pingüino de Humboldt, catalogado como Vulnerable y el aguilucho de masafuera en categoría En peligro.

Zorro culpen. Autor: Jorge Herreros.

Respecto de los mamíferos se tiene registro de 4 especies de mamíferos, de ellos sólo la especie Lycalopex culpaeus (zorro culpeo) se encuentra en categoría de conservación correspondiente a Preocupación menor. El resto de corresponden a 2 especies introducidas (Mus musculus y Oryctolagus cuniculus) y una especie nativa (Oligoryzomys longicaudatus).

En cuanto a los reptiles, en la zona comprendida por el humedal Cáhuil y su cuenca aportante se registran 4 especies nativas. Destacan Liolaemus chiliensis y Callopistes macalatus, catalogadas como Casi amenazadas. Y en cuanto a los anfibios se registra la presencia de la especie Pleurodema thaul (sapito de cuatro ojos). Esta especie es endémica y se encuentra catalogada por el Reglamento para Clasificar Especies según Estado de Conservación del MMA (RCE) como Vulnerable.

Dentro de la fauna íctica del Humedal Cáhuil, se registran 11 especies nativas en distintas categorías de conservación. Entre éstas destaca la presencia de las especies endémicas Basilichthys semotilus (pejerrey) catalogada En peligro y Odontesthes brevianalis (cauque del norte) Vulnerable.

Pejerrey.

Respecto de las plantas acuáticas se registran un total de cuatro especies de algas flotantes correspondientes a clases Bacillariophyceae, Chlorophyceae, Coscinodiscophyceae y Ulvophyceae. La especie dominante en cobertura es Enteromorpha intestinalis, seguida en menor porcentaje por las taxa Achnanthes brevipes, Oedogonium sp., y Melosira varians. Adicionalmente, se reconoce la presencia de Ruppia marítima y la incorpracion de pequeños parches de Macrocystis sp. en la zona más profunda del humedal y Carex sp. en las zonas más altas.

En el Humedal de Cáhuil existe presencia de estados tempranos de distintos niveles de biota acuática, tales como peces, crustáceos e insectos, lo que da cuenta de la importancia que tiene este humedal como sitio de reproducción y crecimiento inicial para las comunidades marinas y dulceacuícolas, confiriéndole a este humedal un alto valor en cuanto a los servicios ecosistémicos que entrega.

Las principales amenazas para el humedal Cáhuil a escala local, son la eutrofización del agua, floraciones algales nocivas recurrentes, manejo irregular de la barra de la desembocadura, la presencia del puente en Cáhuil y pesca, caza y extracción de productos marinos no regulada. A nivel regional, encontramos amenazas en las inundaciones, efectos de terremoto del 2010, cambios en el uso del suelo, explotación de aguas subterráneas, y contaminación del agua. Finalmente, cambio climático es considerado una amenaza a escala global.

En este sentido, los principales desafíos en el humedal Cáhuil son la implementación y mantención de un plan de seguimiento que considere medidas de acuerdo con las amenazas detectadas como serían la generación de un acuerdo de protocolo para la apertura mecánica de la barra terminal, delimitación clara de los deslindes del humedal e implementación de un monitoreo ambiental participativo con la comunidad de Cáhuil. Por otra parte, a escala de cuenca los mayores desafíos serían generar una transición a un manejo adecuado de plantaciones forestales, considerando sus magnitudes frente a la superficie de la cuenca, propiciando la ampliación de bosque nativo, y regular de manera eficiente la sobrexplotación de aguas tanto superficiales como subterráneas.

El trabajo en el sitio piloto está fundamentalmente orientado al desarrollo de programas integrales, coordinados y participativos, que establezcan medidas concretas de restauración, monitoreo, planificación territorial y manejo sustentable. Además, se trabaja en la aplicación de buenas prácticas y criterios ambientales en distintos sectores productivos, junto con el fortalecimiento de los medios de vida de las comunidades asociadas al humedal, mediante el apoyo al desarrollo de actividades productivas innovadoras y sustentables.

Principales acciones desarrolladas a la fecha:

Investigación

  • Delimitación del humedal Cáhuil e identificación de áreas prioritarias a restaurar
  • Levantamiento de información algal del humedal Cáhuil para su manejo en escenarios de floración excesiva
  • Programa de monitoreo fisicoquímico del humedal Cáhuil y humedales del borde costero de la región de O’Higgins
  • Estudio de casos jurídicos relacionados con daño ambiental a humedales de la región de O’Higgins

Fortalecimiento de marcos normativos

  • Propuesta de protocolo de apertura mecanizada de la barra terminal para el humedal Cáhuil
  • Valorización económica de servicios ecosistémicos del humedal Cáhuil y evaluación de escenarios de implementación de protocolo de manejo de la barra
  • Inicio de la elaboración del Plan de Gestión Integral para el humedal laguna Cáhuil y su subcuenca aportante
  • Propuesta de Plan de manejo para el desarrollo de actividades turísticas en el humedal
  • Apoyo a la postulación de fondos concursables a organizaciones de la cuenca Nilahue

Educación y capacitación

 

Documentos

Comité local

El Comité Técnico Local del Humedal de Cáhuil, en la Región de O’Higgins, está conformado por:

Noticias

Presentan propuesta para un turismo sustentable en Cáhuil

27/07/2022

Ministerio del Medio Ambiente entrega a los municipios Guía de Campo para delimitar humedales urbanos

1/07/2022

Con estudios y capacitaciones se busca fomentar el desarrollo de viveros locales en la comuna de Pichilemu

7/04/2022

Prensa

Proyecto GEF Humedales Costeros lanza completo «Atlas Ilustrado del Humedal de Cáhuil»

24/02/2022

Lanzan completo «Atlas Ilustrado del Humedal de Cáhuil»

24/02/2022

Seremi del Medio Ambiente celebra el Día Mundial de los Humedales con jornada de limpieza y lanzamientos del Atlas Ilustrado del Humedal de Cáhuil

24/02/2022

Videos